Ahora Madrid y la memoria histórica selectiva en relación a los asesinatos de Paracuellos

En los meses de octubre y noviembre de 1936 unos 8000 madrileños fueron asesinados por milicianos que pertenecían a partidos de izquierdas (PSOE, PCE, CNT,…) después de haberlos tenidos encerrados en cárceles clandestinas denominadas checas o en la Cárcel Modelo de Madrid. ¿Qué delito habían cometido? Haber votado a las derechas, leído el ABC o ser católicos.

Esas miles de personas fueron asesinadas en las cunetas de la carretera de La Coruña, en los descampados de la Ciudad Universitaria, en Usera, en Aravaca y la gran mayoría a las afueras del pueblo madrileño de Paracuellos del Jarama, al lado del aeropuerto de Barajas.

En Madrid no existe un gran número de monumentos que recuerden a aquellos madrileños que fueron asesinados en esa matanza. Hasta ahora existía una calle en el madrileño barrio de Tetuán, cerca de la calle General Perón, que los recordaba. La calle se llama o se llamaba «Mártires de Paracuellos» pues hoy un juez de lo Contencioso-Administrativo, sin entrar en el fondo del asunto, ha dictado un auto que permite a la alcaldesa Carmena y sus alegres concejales «okupas» retirar el nombre que los recordaba y homenajeaba.

La Ley de la Memoria Histórica implantada por Zapatero y que el gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy ha permitido que siga vigente, no pretende recordar a todas las víctimas inocentes de esa guerra. Pretende recordar únicamente a las víctimas que pertenecían al Frente Popular olvidando los crímenes llevados a cabo por criminales de izquierdas.

Ahora Madrid lo sable y  lo ha recordado hoy con el siguiente «tweet»:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *