El Ayuntamiento de Madrid reformará de manera urgente sus servicios sociales para afrontar la crisis creada por el COVID-19

Se eliminarán trabas burocráticas y se implantará de forma definitiva la «tarjeta familias».

El Ayuntamiento de Madrid realizará un Plan de Choque urgente para hacer frente al desafío social de la ciudad tras la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. El plan, elaborado por el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social que dirige José Aniorte, implicará la reforma urgente de los servicios sociales para afrontar las consecuencias de la crisis económica y social en la ciudad, donde se estima que entre 47.000 y 93.000 familias madrileñas tendrán dificultades para adquirir alimentos, según ha informado la vicealcaldesa, Begoña Villacís, al término de la Junta de Gobierno. 

En relación a las familias, el Ayuntamiento se centrará en eliminar las trabas burocráticas para que los más vulnerables reciban las ayudas de emergencia con agilidad. En este sentido, se implantará de forma definitiva el mecanismo de ‘tarjeta familias’ que permita cargar con rapidez las ayudas económicas dirigidas a la población más vulnerable. Además, el Consistorio madrileño ha anunciado que la primera medida pasará por la reapertura de los centros de servicios sociales la semana que viene. 

Las personas mayores son uno de los grupos más vulnerables a la crisis sanitaria y la actuación del Plan de Choque se centrará en, por un lado, localizar y evitar situaciones de riesgo mediante una mesa de detección de situaciones de riesgo en cada distrito, la incorporación de un trabajador social a cada centro municipal de mayores para que estos espacios permitan también detectar y atender situaciones de vulnerabilidad y la continuidad de la implantación del proyecto contra la soledad no deseada y teleasistencia avanzada. 

Por otro lado, el Plan de Choque contempla la activación de los servicios para personas mayores que se congelaron durante las últimas semanas para evitar contagios. De esta manera, se reanudarán las actividades de limpieza del hogar del Servicio de Ayuda a Domicilio y se activarán las altas no urgentes en teleasistencia. 

Además, este plan frente a la crisis social de Madrid seguirá trabajando a favor de la igualdad y pondrá el foco en las familias ‘monomarentales’, en las mujeres mayores que tienen pensiones no contributivas y en las mujeres inmigrantes, que muestran un alto índice de precariedad.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *